martes, 15 de enero de 2008

Magia pirenaica

Ahora que se acercan las elecciones y el señor Anzar vuelve a sacar pecho en Iruña, he recordado un cuentecito que escribí a cuenta de una invasión que apoyó ... ese (poned aquí los insultos que mas os relajen, a mí solo se me ocurre BOBO).
No es por fardar (bueno, sí) pero, aunque no conservo la traducción que hizo alguien al francés,aquí está la dirección de la traducción polaca:
http://lepszyswiat.home.pl/modules.php?name=News&file=article&sid=114
No sé, tal vez lea este blog algún colega de Varsovia o alrededores


MAGIA PIRENAICA


Pentágono, Diciembre de 2025.

- Y otros dos batallones de tanques invadirán desde el norte.
- Aseguraros de que tengan un enlace permanente con los aviones espía y una acción combinada con los cazabombarderos. ¿Algún otro problema?
- El parte meteorológico anuncia niebla por la mañana. Eso podría retrasar el lanzamiento de nuestros paracaidistas y su encuentro con las tropas de montaña suizas.
- Joder, que avancen los polacos y turcos para cubrir ese flanco. Esperemos no necesitar a la reserva italiana. Y todo esto para invadir el puto pueblo de … ¿cómo se llama?
- Zugarramurdi, mi general.
Sí, Zugarramurdi, pensó el general. A las empresas Disney no se les había ocurrido otra cosa que comprar el pueblo para construir un parque temático. Al principio, todo fue sobre ruedas. El gobierno regional, convenientemente engrasado, parecía tan contento de colaborar con las expropiaciones …
Pero sucedió lo peor. Los habitantes recurrieron a los tribunales (lo que costó a la Disney otra pasta en sobornos a jueces) y, cuando perdieron, se liaron la manta a la cabeza. Declararon la independencia del pueblo, con justicia y ejército (apenas una compañía, armada con escopetas de caza) propios y hasta una bandera curiosa (ikurriña, la llaman). Y, para colmo, hicieron un llamamiento a la solidaridad internacional, lo que maniató políticamente a los gobiernos español y francés, únicos ausentes de la coalición internacional. En fin, volvamos al trabajo …
- ¿Ha decidido ya el presidente cómo justificar la invasión? Tened en cuenta que mañana mismo hay convocadas manifestaciones en todo el planeta.
- Bueno, por de pronto está el ataque al libre mercado y a la estabilidad de las fronteras, con acusaciones de izquierdismo, nacionalismo excluyente, integrismo, fundamentalismo y otros ismos más.
- Insuficiente – Y contradictorio, sonrió el general para sí.
- También vamos a señalar que es un santuario para el terrorismo internacional y que se financia con grandes plantaciones de droga y bebidas clandestinas (me han dado los nombres de patxaran y patxaka).
- ¿Y eso es creíble?
- ¿Con los medios de comunicación controlados?. Claro. Y queda lo mejor, la CIA ha averiguado que tienen armas de destrucción masiva con las que pueden alcanzar Londres en 45 minutos.
- Ya conozco las averiguaciones de la CIA… Bien, pero evitad las filtraciones de los servicios secretos británicos o la BBC puede armarla gorda.
- Esta vez no. El gobierno inglés ha dado vacaciones a toda la plantilla y ha contratado a los responsables de los servicios informativos de Televisión Española (con un tal Urdaci al frente) para manejar la noticia.
- ¡Qué fuerte! Aunque espero que su inglés sea mejor que el de aquel Anzar, ¿os acordáis? – se relajó el general, rememorando otros tiempos, otra coalición internacional y otros problemas.
Realmente, - recordó - hay ventajas en tener un presidente demócrata que respete la legalidad internacional. Una coalición internacional bajo nuestro control, pero con cobertura de la ONU. Y luego, la reconstrucción y el restablecimiento de la democracia, vamos que a Disney le iba a salir el parque gratis y todavía quedaría algo para poner varios McDonalds. Aunque también había servidumbres …
- Por cierto, recordad que no podemos mandar a los escasos supervivientes a Guantánamo, sino al TPI para juzgarlos como criminales de guerra. Y que habrá que acusar también a alguno nuestro para que no se piense que somos parciales.
- Tranquilo, mi general, hemos encontrado a un cabo psicópata de Ruanda …
- ¡Insuficiente! El juez Grullón está muy mosqueado porque todavía no le han dado el Nobel de la Paz.
- ¿Un teniente nuestro, tal vez …?
- No nos pasemos. Muchos patriotas americanos no tolerarían que se juzgue a un oficial y eso podría dar alas al Partido Republicano. Busca otros dos cabos de los aliados y asunto terminado.
De repente sonó el teléfono del general. Todos oían lejanamente la voz del eterno Zakilitxu Powell y veían cómo se volvía blanca por momentos la cara de su interlocutor. Cuando colgó, su rabia era palpable.
- Olvidadlo todo. Se suspende la operación.
- ¡Pero …
- Al parecer, un grupo de brujas de Zugarramurdi ha dado una rueda de prensa. Según ellas, llevan viviendo allí más de mil años y todo responde a un complot de Voldemort para acabar con ellas primero y con Hogwarts después. Llaman a la rebelión de los pueblos y a la deserción de las tropas.
- ¡Nuestro presidente no puede creer en Harry Potter y toda esa basura!
- Pero nuestros votantes y soldados, sí.- Acabó tristemente el general, mientras profería extrañas maldiciones contra orcos, enanos y elfos.

Txema