jueves, 27 de marzo de 2008

Izquierda Unida y Ezker Batua

Otra política, otra dirección claves para superar la crisis.

Marcelino Fraile 27/03/2007

A izquierda Unida y a Ezker Batua no la reflota ni las lágrimas, ni externalizar las críticas, ni interiorizar las responsabilidades, ni internalizar-asumir el fracaso, ni la política sentimental o ilusa unitaria, ni la nostalgia, ni esperar confiado en la resurrección como el ave Fénix, ni tapar las basuras, ni las guerras de taifas, ni el PCE reconstituido y sus distintas tendencias, ni la recomposición mediante un acuerdo de familias, ni las conspiraciones puchistas, ni la suspicacia, la ignorancia o la descalificación hacia las criticas extremistas, ni los alertas y desconfianzas a las tendencias centrifugas o escisionistas, ni Anguita, ni Cristo que le fundo.

Algunas gentes de Espacio Alternativo o de ezker Alternatiboa que todavía somos militantes de IU-EB no tenemos la formula mágica, ni somos los salvadores de nadie (ni tampoco los enterradores). Pero si tenemos el más elemental de los sentidos, el sentido común, que dice: que para reflotar Izquierda Unida y Ezker Batua como fuerzas alternativas de izquierdas (cuidado que como fuerzas subsidiarías del PSOE o del PNV existen muchas variantes y posibilidades) como mínimo, hará falta otra política (proyecto-programa) y otra dirección política completamente renovada.

Y como mínimo, habrán de ser radicalmente diferentes a las anteriores políticas y direcciones subsidarias, influyentes, exigentes y gestoras del PSOE y del PNV. Porque las anteriores, ya ha demostrado por activa y por pasiva, al menos, en sus potencialidades y en sus defectos, hasta la saciedad en estos últimos años, el declive y el agotamiento de un proyecto. Proyecto que nació hace 20 años de un leve ascenso de los movimientos sociales, especialmente el Anti-Otan y de un gran declive del PCE por su pactismo durante la transición (o del de EE por su oportunismo). Afortunadamente para el PCE, este supo aprovechar hábilmente y utilizar este repunte de la lucha de las gentes y movimientos de izquierda (MC, LCR, MOC, PST, anarcos…) para sobrevivir; como muy bien nos confeso Anguita en su última charla en Euskadi; y como muy bien se puede comprobar en la comparación con las debacles que han sufrido los PCs en Europa (Francia, Italia,…) en estas últimas décadas, aunque no hayan desaparecido.

El ciclo que se abrió hace 20 y del núcleo del proyecto de IU y de EB (con distintos desarrollos) se ha descompuesto, se ha agotado, se ha hundido, se ha muerto o lo han despilfarrado, que cada cual lo diga como quiera, pero el resultado es el mismo.

Los desafíos de la época que nos toca vivir son otros, las fuerzas y los medios en confrontación son otros, la situación objetiva y subjetiva es otra (podríamos decir incluso que peor), los movimientos y las necesidades de la gente no tienen nada que ver con el marketing electoral que hemos hecho. Por ejemplo, el otro día me preguntaba un votante de EB, ¿porque sacamos en los carteles lo de la republica, si a nadie le preocupa eso? Y ojo que yo me siento republicano y socialista, pero ¿Es el lema central más adecuado para una campaña electoral como esta en Euskadi, o sirve mejor como elemento de propaganda de nuestro programa general, que hoy por hoy seria necesario explicar pacientemente? ¿A que viene pedir un ministerio en el gobierno del PSOE? ¿Hacemos alguna utilización correcta del programa y de los lemas? ¿Se puede decir que tenemos un programa de izquierdas y año tras año aprobamos un programa de gobierno neoliberal nacionalista y de derechas? ¿Se puede ser candidato al congreso de un partido de izquierdas, como Sustacha apareciendo a diario en la prensa apadrinado por Azkuna como hombre de confianza para privatizar los servicios y ocultar fraudes? ¿Me quiere alguien decir como con esta imagen se resiste un tsunami bipartidista?

Compañeros y compañeras tenemos muchos problemas y muy graves. Por mucho que se escriba en los papeles no tenemos programa, (programa significa camino a seguir o seguido), no un folleto de medidas políticas, que nadie discute, hace un profesional en un despacho y coge el polvo en las estanterías o en las papeleras de reciclaje.

No tenemos ninguna relación implicada con los movimientos sociales, más allá de una red clientelar de algunas organizaciones subvencionadas. No hemos impulsado ninguna movilización social, ni las hemos apoyado, ni creo que seamos capaces de hacerlo con los gestores que tenemos.

Para nuestra desgracia tenemos una situación económica que le permite a Zapatero y a Ibarretxe de vez en cuando hacer algunas concesiones progresistas; (a partir de ahora menos por la recesión económica que se avecina), para tener una paz social, que por otra parte, agranda las desigualdades y las injusticias sistemáticamente, desmoviliza a las masas, contenta conciencias, corrompe voluntades y burocratiza a las fuerzas políticas y sociales.

Además vivimos el drama interno del cesarismo (como dice un amigo del sátrapa Madracista) de la decadencia organizativa, porque tenemos unos dirigentes que no van a ser capaces de implicarse con el nuevo ciclo de luchas, que están por desatarse en cuando el PSOE sea incapaz de satisfacer algunas de las ilusiones y aspiraciones que hoy las masas han depositado en él. Todo esto es patético, porque además estos dirigentes hacen trampas, no son honestos, ni demócratas, ni respetuosos con la diversidad, y por supuesto nada tienen que ver con ser incluyentes.

Así que, Quo vadis?, sí, ¿Adónde vamos? Auskalo. Algunas gentes de Ezker Alternatiboa que todavía sufrimos y luchamos por que la parte sana de esta manzana no se pudra, no tenemos la bolita mágica, pero si creemos que l@s que no estén por hacer una radical revolución interna en Ezker Batua o en Izquierda Unida, por una nueva política y por unos nuevos dirigentes, solo van a contribuir a prolongar aun más la dolorosa agonía de un proyecto agotado.

(Y si por si acaso alguno se asusta, con algunas de las ideas de recomposición de la izquierda que se están lanzando por parte de Espacio Alternativo, de cara a impulsar la constitución de un partido anticapitalista. Que todo el mundo este tranquilo que el espacio a la izquierda del PSOE es muy amplio y muy diverso para que se puedan realizar diversas experiencias. Que los sectarios se quiten de la cabeza que esta es la receta que proponemos para solucionar la crisis de IU o para acabar con ella. Esta propuesta no es más que una aportación más al intento de superar la crisis de la izquierda, que por supuesto es mucho más grande que la que nos hemos generado en IU o EB y que solo los más aparateros se negarían a reconocer que se reduce a ella sola)

Tampoco estaría de más, que fuésemos algo menos religiosos con IU-EB y que si los doctores no damos con la medicina apropiada para que se cure al paciente (harto difícil, si como parece la enfermedad es terminal) Pues entonces hagamos como los doctores de Leganes, apliquemos los cuidados paliativos necesarios, para acabar pronto y sin dolor con los sufrimientos del paciente. Y sobre todo, hagámoslo todo lo que hagamos, sin miedos y sin vergüenzas, pues así además estaremos evitando, que la desilusión, el dolor, el desanimo y la dispersión se extiendan a la dignidad de las muchas familias implicadas, (EPA, EzkerAlter, Batzen,…) porque, nahitaez, entre ellas y más gente que esta por fuera de nuestro aparato electoral, estará la clave de la vida, de la continuidad futura para una izquierda alternativa, que hoy por hoy no existe.

Para terminar parafraseando a un gran dirigente revolucionario, que hablaba del socialismo, cambiare este termino por el de una izquierda transformadora y diría que:

"Yo no creo que sea inevitable la constitución de una izquierda transformadora. Creo que el resultado depende de la lucha de clases, en la cual todos estamos inmersos. Y que, entonces, lo indispensable es luchar, luchar con rabia para triunfar. Porque podemos triunfar. No hay ningún Dios que haya fijado que no podamos hacerlo"