domingo, 1 de febrero de 2009

Yolanda González estaría con la lucha contra los planes de Bolonia


Hoy la juventud universitaria esta en lucha contra los planes de mercantilización de las universidades. En la calle, en la ocupación de los rectorados, en las asambleas y debates, en la coordinaciones de lucha. Enfrentando con claridad y decisión los intereses del mercado y de los políticos del PSOE y del PP que quieren imponer la competitividad, la productividad y la eficiencia en términos de rentabilidad de mercado. Creando una élite de Masters para ricos al servicio de las empresas y negando las necesarias medidas de reforma de la Universidad para convertirla en focos de cultura, creación e investigación al servicio de las necesidades sociales y de la igualdad de oportunidades para la juventud.

Esta rémora de universidad burocratizada y obsoleta, ahora abocada a trabajar en pro de las necesidades del capitalismo, del empresariado Europeo, la venimos arrastrando desde los inicios de la Transición, por que a pesar de los diversos planes de reforma que han llevado a cabo por los diversos gobiernos de UCD, PSOE y PP todos han adolecido de un mismo carácter. No escuchar las voces de los estudiantes, no contar con su participación, ni con la del profesorado que quiere poner la universidad al servicio de crear un mundo mejor y más justo.

Hace 29 años en el curso 79/80 los estudiantes de enseñanzas medias y los de universidad luchaban contra el Estatuto de centros docentes y contra la (LOECE) ley universitaria que nos quería imponer el gobierno de UCD, los estudiantes se movilizaron incansablemente por la participación en la gestión de los centros y la elaboración de los planes educativos. La policía asesinaba en diciembre a Jose Luis y Emilio cuando obreros y estudiantes se unían para luchar contra el Estatuto del trabajador. Esa misma lucha hoy esta puesta al orden del día.

Si el ministro del interior de UCD Rosón, los aparatos del estado (2 policías) y la organización armada Fuerza Nueva (su responsable de organización, Martínez Loza) con sus 2 secuaces asesinos (Hellín y Abad) no hubiesen segado la vida de nuestra compañera Yolanda González, hoy 29 años más tarde estaría con todas sus fuerzas apoyando la lucha contra los planes de Bolonia con la juventud. Yolanda estaría a piñón con los jóvenes en la lucha cado con codo con esos nuevos jóvenes anticapitalistas de izquierda que salen a la calle, que no se resignan a ser parte de una juventud condenada a la exclusión social, a la precariedad permanente, a la dependencia familiar y al consumo pasivo de mercancías embrutecedoras, entre otras cosas. Apoyaría con la misma entrega revolucionaria la rebeldía de la juventud actual.

Mi compañera de lucha, Yolanda en febrero de 1980 tenía 19 años. Era vasca nacida en Deusto, estudiante de electrónica en el instituto de FP de Vallecas, vivía con su compañero un PNN de la uni en Madrid. Y era una luchadora infatigable, impulsando asambleas de estudiantes, elección de delegadas/os para las coordinadoras de estudiantes Y ocupaba un lugar destacado entre las estudiantes luchadoras porque era una de esas personas con claridad de ideas, principios sólidos y decisión valiente por cambiar esta injusta y corrupta sociedad capitalista.

Como le dijimos en nuestra despedida: “Yolanda era joven, era mujer, era vasca. Tenía tres razones fundamentales para luchar. Si como mujer tenía el derecho inalienable de combatir por su liberación, si como vasca tenía el derecho a combatir por la soberanía nacional de Euskadi y si como joven tenía el derecho de luchar por las reivindicaciones de la juventud, todo eso lo englobó en una sola batalla: en la batalla por el socialismo, por la revolución, en la batalla por un partido revolucionario”.

Yolanda hoy más que nunca sigues viva en la lucha de la juventud y nosotros/as no te olvidaremos nunca.

Marcelino Fraile