domingo, 16 de noviembre de 2008

Contra la cumbre G20 de Washington


El sábado ante la convocatoria a través de internet de concentraciones de rechazo a la Cumbre de jefes de estado; un nutrido grupo en torno a dos centenas de personas, con animación musical, nos concentramos ante La Bolsa y nos manifestamos por el Casco Viejo. Curiosamente, lo espontáneo de esta respuesta de lxs autoconvocadxs rebelaba la saludable solidaridad activa y concienciada de activistas de diversos movimientos sociales, gentes jóvenes de la universidad y no tan jóvenes de los distintos colectivos a la izquierda de la izquierda institucional. Fue atrayente hasta para gentes desorganizadas o escépticas de las rutinas oficialistas de las izquierdas. También podríamos señalar que casualmente algunos de los miembros más destacados de la izquierda revolucionaria francesa y del estado español dejaron sus ponencias de las “Jornadas de Política crítica” para también manifestar su rechazo a las medidas de protección de los beneficios capitalistas, que están dispuestos a adoptar todos los grandes jerarcas políticos del capitalismo.



Las consignas y el recorrido fueron espontáneos e improvisados; pero con un espíritu combativo y contundente. “Botín ladrón trabaja de peón”, “Otro mundo es posible, otro capitalismo imposible”, “Ni un puto Euro para los banqueros”, “Anti, anticapitalismo” “Lo llaman democracia y no lo es, no lo es”… Esto y mucho más fue toda una autentica declaración de intenciones de lxs manifestantes. Fue la manifiesta voluntad de que solo la lucha puede parar los pies al capital y a los gobiernos que pretenden seguir protegiendo a los ladrones de los banqueros y el empresariado.
Desgraciadamente, al final tuvo que aparecer las fuerzas del orden de Ibarretxe. La ertzaintza desplegó dos furgones y como en tiempos del franquismo nos quiso disolver, nos amenazo por que más de 20 personas reunidas pacíficamente es una manifestación ilegal y trato de amedrentarnos mediante la fuerza de la identificación aleatoria de cualquier viandante.
No lo consiguieron, seguimos nuestro recorrido por el Casco Viejo. Y mientras gritábamos nuestras consignas a más de unx nos asaltaron estas preguntas ¿Por qué los jefes de estado de los 20 países pueden sustraer billones de Euros y de dólares del erario público para pagar a las sanguijuelas financieras de los bancos y a los especuladores empresariales y no son arrestados por delitos contra la humanidad? ¿Y porque se toleran las manifestaciones y festines de los empresarios de Confebask y el Lendakari y se persigue a lxs que se manifiestan en contra de tanta injusticia? La respuesta estaba a vista: porque los guardianes del orden los que nos mandan y nos gobiernan nos quieren hacer pasar nuevamente por más sufrimientos, más miseria y más austeridad con única finalidad de mantener sus beneficios. Pero que no les quepa la menor duda de esto no será con ni con la ayuda, ni con el consentimiento de los siempre, de lxs de abajo. Un sector espontáneo ya nos hemos manifestado el sábado en todas las ciudades, por que estamos decidxs a luchar, a organizarnos y a ir mucho más allá, esta manifestación no ha sido nada más que un comienzo.