domingo, 4 de mayo de 2008

"Hay muchas cosas que tienen que ser pasado" (Rafa Díez

Rafa Díez cree que las mociones "testifican un bloqueo" y pide que se "entre a saco" en el conflicto

El secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, ha afirmado hoy que las mociones presentadas en los ayuntamientos gobernados por EAE-ANV "testifican un bloqueo político evidente y el retorno a terapias viejas". Ha asegurado que la sociedad vasca está "cansada de este tipo de escenografías" y reclama que "se entre a saco en el conflicto político".

30/04/2008 11:28:00





BILBO-.  El dirigente de LAB se ha pronunciado de esta manera, en una entrevista concedida a Radio Euskadi, sobre lo ocurrido en relación a las mociones presentadas en los ayuntamientos para desbancar a EAE-ANV de los mismos, que, a su entender, "testifica un atasco, un bloqueo político evidente", así como "el retorno de algunas opciones políticas a esquemas y terapias viejas que no sirven para sacar a flote los verdaderos problemas y desanudar el nudo político existente".

En esta línea, ha considerado que "da la impresión de que todo este rosario de mociones sólo sirven para un debate en términos mediáticos, para unos condicionamientos de un partido político u otro".

En ese sentido, ha advertido de que la sociedad vasca está "cansada de este tipo de escenografías" y exige que "se entre a saco en el conflicto político y las variables que tienen que determinar un escenario de soluciones definitivas, de democracia real, que se termine con un contexto anterior, viejo" para poder "poner bases y cimientos sólidos para un futuro en otras dimensiones".

En este contexto, ha reclamado que "hay muchas cosas que tienen que ser pasado" en la actuación del Estado español, en sus "leyes de partido, ilegalizaciones, represión". "Y también tiene que ser pasado todas las expresiones y realidades de violencia", ha añadido Rafa Díez.

"Esquema cortoplacista"

En cualquier caso, ha advertido de que, "para eso, hay que trabajar en otra dimensión y superar el esquema cortoplacista de a ver quién saca la imagen política X para abordar el resultado electoral más positivo". Según ha indicado, "esa noria, que se repite ciclicamente, es la que hay que abandonar" y situar "otro tipo de debate", si bien "no es lo que vemos en ese momento desgraciadamente".

De esa forma, ha insistido en que, "con esta estela de mociones y hechos, nos metemos en una dinámica que está generando un mayor alejamiento de la sociedad del debate y la clase política".

El dirigente de LAB se ha mostrado convencido de que "este país está en la antesala de un cambio político", aunque ha precisado que "otra cosa es las características y contenidos" que tendrá. En ese sentido, ha subrayado que, ante "una transición agotada y unos modelos jurídico-políticos agotados", lo importante es "situar bases sólidas para un futuro político en que todos los proyectos sean posibles y la voluntad de la sociedad vasca sea la única referencia" para definir "la realidad institucional y jurídica en todos los territorios vascos".

No obstante, ha lamentado que existen "muchos intentos" por situar el cambio político "en coordinadas de meras reformas estatutarias y de maquillaje al marco actual".

"Esto es lo que se percibe de la apuesta última del PNV, que quiere anular todo lo que ha podido ser un vestigio de los esquemas que vienen de Lizarra-Garazi y quiere resituarse táctica y estratégicamente reconstruyendo la filosofía del espíritu de Arriaga", ha reiterado el dirigente sindical, que ha situado al PNV "como un partido de estado, en función de un modelo de estado, que pretendería traer a Hego Euskal Herria el modelo catalán de soluciones políticas".

En su opinión, "esto es un error" porque existe "una masa crítica" que, "más allá de los intereses cortorplacistas del PSE y PNV mirando a las autonómicas", exige "poner una base sólida al futuro de la sociedad vasca".