sábado, 17 de mayo de 2008

Objetivo: cargarse la enseñanza pública

Ya el pasado 20 de Abril alertaba en este blog sobre la necesidad de articular una respuesta en defensa de la escuela pública, hablando de la posibilidad de mayor financiación hacia la privada. Ha sido una constante en la política del Gobierno Vasco el apoyo descarado hacia la educación privada. Ha sido y es una seña de su identidad. Ahora, pasados los años, y viendo cómo sus planes van teniendo éxito, no lo quieren ni ocultar …



Repito aquí lo dicho ya el 20,04,2008: “lo lógico en una sociedad que se dice avanzada y progresista es conseguir, incentivar, una escuela pública de calidad y de alto nivel, que garantice una enseñanza digna a toda la población, que la enseñanza privada sea subsidiaria, o complementaria, para todo aquel que no quiera mezclarse ni convivir con el resto de los mortales, bien por motivos ideológicos o religiosos, de segregación clasista, o por modas y gustos varios”.

Sin embargo, aquí en este “progresista” país, con socialistas al frente de educación durante años, con socialdemocrátas vascos llevando en la actualidad el departamento de Educación, y con Ezker Batua en el propio Gobierno, no sólo no se garantiza ni siquiera a los que desearían de primera ir a la pública su derecho a hacerlo, sino que además quieren empezar a hacer de derecho lo que ya hacían de hecho, incluir dentro del mapa escolar la oferta de las “concertadas”….

Ahí va la noticia aparecida hoy en Diario Vasco:
Sindicatos y padres de alumnos critican que el mapa escolar «no priorice a las escuelas públicas»

17.05.08 - I. URRUTIA SAN SEBASTIÁN

El Departamento vasco de Educación ha propuesto unos criterios para elaborar el nuevo mapa escolar en el que por primera vez se incluye a la escuela privada concertada en la oferta de plazas. Esta consideración supone un punto de inflexión, ya que hasta ahora este programa se concebía como un instrumento para la planificación de la oferta pública como eje vertebrador del sistema educativo.
Los sindicatos CC OO y STEE-EILAS y las asociaciones de padres de alumnos han presentado alegaciones contra el borrador del decreto y, en lo sustancial, coinciden en que la propuesta de Educación no garantiza una oferta pública suficiente. Desde la consejería consideraron ayer «precipitada» esta crítica porque «el decreto está en fase de tramitación y ni siquiera se han recibido todas las alegaciones de los agentes educativos y sociales». Una vez que se apruebe el decreto de criterios, el mapa escolar deberá estar confeccionado para finales de año. Será entonces cuando se pueda visualizar la oferta de plazas públicas y privadas en cada municipio.
Jon Moñux (STEE-EILAS) señala que los criterios del departamento de Tontxu Campos suponen «perder de nuevo la oportunidad para corregir una situación anómala, como lo es que el peso de la escuela pública en Euskadi apenas alcanza el 48,5% del total, cuando el promedio en la UE es del 79,5%»...

Las asociaciones de padres de la escuela pública coinciden en la pérdida de peso de esta red en beneficio de los centros concertados. «Se tiene que garantizar una oferta pública de calidad y completa, pero Educación no lo hace», denuncian.