lunes, 1 de diciembre de 2008

Agur eta ohore, Mikel