jueves, 11 de diciembre de 2008

"Claves para una nueva fuerza política vasca con identidad alternativa y socialista"


Esta foto de lo que esta sucediendo en Grecia es un reflejo de los tiempos que corren para Europa; después de los anuncios de despidos masivos, carestía de la vida, recortes sociales y de libertades ¿Qué futuro nos espera en Euskal Herria?

El Próximo día 13 de diciembre en la biblioteca de Bidebarrieta (Bilbo) a las 10h un colectivo de militantes y activistas sociales vamos hacer una Asamblea para presentar un documento "Claves..." y una propuesta concreta de impulso de un proceso para constituir una nueva fuerza Anticapitalista Vasca. Aquí va una síntesis de dicho documento para todas las personas que esten interesadas.

"Con el texto que presentamos "Claves para una nueva fuerza política vasca con identidad alternativa y socialista" pretendemos participar en el debate para la creación de una fuerza política vasca en Euskal Herria con verdadera identidad transformadora y socialista.



Su objetivo es por tanto aportar las claves ideas-fuerza, elementos fundamentales que pudieran servir para la elaboración del documento político base de dicha fuerza política, así como para la conformación de una estructura organizativa coherente con lo que se persigue. Esto es, para ir definiendo la alternativa global desde su articulación en Euskal Herria.
Afirmamos que el sistema-mundo actual debe ser necesariamente superado si queremos avanzar hacia un mundo basado en la justicia, la equidad, la autonomía y la soberanía. Además, esta transformación estructural debe ser realizada de manera urgente, ya que estamos alcanzando los límites máximos que, no sólo la humanidad, sino la propia tierra, pueden soportar. Por eso, es de vital relevancia la alternativa que escojamos para construir el socialismo. En este sentido, si nos equivocamos, si no se consigue articular una propuesta que aglutine a los principales sujetos políticos populares, corremos el riesgo de hundirnos junto al capitalismo, o de que éste sea sustituido por nuevas formas de dominación y explotación.
Partiendo de las características del sistema-mundo actual, que nacen de la configuración de la nueva arquitectura económica y política internacional (ámbito global, transnacionales y organismos económicos multinacionales, interdependencia, regionalización, perdida de capacidad de los estados, democracia liberal representativa como único modelo, control de los medios culturales y comunicacionales, ausencia absoluta de democrácia en los organismos supranacionales) Hacen que por un lado, nos esforcemos en la articulación de espacios y agendas en el ámbito mundial como elemento estratégico del proceso de transformación, frente a las luchas constreñidas únicamente en el marco del estado- nación; por otro lado, consolidemos el trabajo en los ámbitos local y estatal, pero siempre dentro de una lógica de articulación más amplia y de la generación de alternativas radicales y viables.
Además, después de analizar las fórmulas de lucha de los últimos años y su idoneidad ante la coyuntura presente, podemos afirmar que existen sujetos políticos fundamentales que ningún proceso alternativo puede obviar si éstos tiene una postura de ruptura con el sistema: los y las trabajadoras –en un sentido amplio del término-, el movimiento campesino –concepto que va más allá del concepto de trabajador agrícola-, el movimiento feminista, el movimiento indígena y el movimiento ecologista. A su vez, comprobamos que sólo las estructuras ágiles, democráticas y autónomas son capaces de aglutinar conciencia crítica y agendas políticas radicales, siempre que cuenten con un marco teórico nítido e integral.
Finalmente, defendemos la pertinencia y la necesidad de la creación de una nueva fuerza socialista en Euskal Herria. La razón fundamental es la incapacidad del panorama político actual de la izquierda vasca de desarrollar una propuesta política que aglutine el conjunto de luchas contra la dominación y la explotación desde una perspectiva de superación del sistema en todas sus dimensiones.
Todos estos elementos deben definir conjuntamente la identidad, el marco teórico, la agenda política, la estrategia y la táctica de esta nueva organización socialista. A continuación, y de manera concreta, enumeraremos las 11 claves fundamentales en torno a las cuales se debe construir este nuevo sujeto vasco:
1. La identidad de la organización debe estar basada en la construcción de una alternativa socialista radical al sistema-mundo actual. Principio-guía de actuación
2. La alternativa socialista que configura el marco político de la organización debe integrar todas y cada una de las dimensiones del concepto de explotación y de dominación dentro de un único cuerpo teórico y programático.
3. La alternativa socialista debe integrar a los sujetos políticos estratégicos en la lucha contra la explotación y la dominación. Un sujeto obrero en un sentido amplio y multiple
4. Euskal herria es el sujeto político territorial soberano. Defiende su soberanía y capacidad para decidir sobre su futuro.
5. La organización deberá tener un marcado carácter internacionalista. Avanzando en la construcción de una articulación de organizaciones socialistas de Europa y el mundo.
6. La organización deberá ser feminista. Contando con una Estrategia Organizacional Feminista en la que, además de presentar su propuesta programática, establecerá los ejes, medidas e iniciativas necesarias que permitan construir una organización que fomente la participación activa y de calidad de las mujeres, su acceso equitativo a la toma de decisiones y su autonomía como sujeto político específico.
7. La organización deberá ser ecologista. Enfrentando los fatales efectos del actual modelo de desarrollo. Y tomando las medidas oportunas para garantizar el menor impacto ambiental posible en su actuación, así como el uso más reducido de recursos y energía.
8. La propuesta defenderá la soberanía alimentaria. La nueva organización debe asumir este concepto y plantear iniciativas y estrategias que avancen en este sentido, integrando el binomio campo-ciudad en un único cuerpo programático estrechamente vinculado.
9. La organización se debe basar en una estructura profundamente democrática. La coherencia entre los principios que se defienden y la realidad interna de la organización, debe ser un principio irrenunciable. Una estructura lo más horizontal posible, que evite la conformación de élites en el organigrama. Por último, se deberán generar específicamente y de manera estructural espacios de articulación con los movimientos sociales, de manera que también incidan directamente en el día a día de la organización.
10. La construcción y el fortalecimiento de la militancia son objetivos en sí mismos. Donde se dé la participación consciente, crítica y de calidad, el crecimiento y consolidación de la militancia es una premisa fundamental.
11. La organización hará una apuesta decidida por la formación y la investigación. Necesita que sus militantes estén formados en los aspectos fundamentales: marxismo, feminismo, ecologismo, situación internacional. investigación y construcción teórica.
En definitiva, estas son las claves según las cuales se debería construir la nueva organización política. Todos los elementos señalados en este apartado son fundamentales, ya que responden todos y cada uno de ellos a una reflexión previa nacida del análisis internacional y del panorama político vasco.
Ya en una segunda fase será necesario convertir estas claves en un programa político y en una estructura organizativa coherente. Pero ahora es importante tener claros los principios y los ejes sobre los que basar los esfuerzos. Estamos por lo tanto en un momento fundamental, y tal y como hemos dicho a lo largo del texto, no nos podemos permitir el lujo de equivocarnos."