miércoles, 10 de diciembre de 2008

Críticos de EB promueven una nueva organización "alternativa y socialista" (Noticias de Gipuzkoa)

SE PRESENTARÁ EN BIDEBARRIETA DE BILBAO ESTE SÁBADO
Quiere incorporar a todos los sectores de la izquierda vasca con vocación transformadora

DONOSTIA. La biblioteca Bidebarrieta de Bilbao acogerá el próximo sábado el acto embrionario de una nueva formación política en Euskadi. El sector crítico de Ezker Batua está llamado a participar en una asamblea de carácter constituyente bajo el lema "Construyendo una izquierda con ética y valores".



Según ha podido saber este diario de fuentes cercanas al grupo promotor, la iniciativa no mira a las próximas elecciones autonómicas, cita en la que, casi con toda seguridad, no estará presente. Más bien se trata de "ir abriendo el debate" sobre la identidad de una nueva organización con aquellos críticos y ex-militantes de EB, activistas sociales y colectivos de izquierda a los que pueda interesar esta llamada a la creación de un partido "alternativo y socialista".

"No se trata de organizar un partido de críticos de EB. Nuestra mirada es más amplia y plural", explica un persona conocedora del proceso que prefiere guardar su anonimato hasta la presentación pública de la iniciativa. "Esto nace cuando perdemos la esperanza en que la dirección abra el partido a otras expresiones de la izquierda vasca", recalca el mismo interlocutor.

La decisión de avanzar hacia la creación de un nuevo partido se gestó en el encuentro que el bloque crítico a la dirección de Javier Madrazo celebró en octubre en el santuario de Arantzazu. Como es público y notorio, el malestar con la dirección liderada por Madrazo viene de lejos. El último capítulo de la fractura interna del partido izquierdista se produjo hace apenas dos semanas, cuando una treintena de militantes, la mayoría vizcainos, abandonó el partido en bloque acusando a la dirección de "apego enfermizo al poder".

Para esta fase inicial se ha elaborado un documento base que lleva por título "Claves para una nueva fuerza política vasca con identidad alternativa y socialista", un documento a contrastar con las aportaciones que puedan incorporarse durante el debate constituyente de la nueva organización.

Los primeras pistas de la nueva organización permiten dibujar un partido de izquierdas, superador del capitalismo, democrático en su organización, conectado a los colectivos populares y con Euskal Herria como marco territorial.

Existe el convencimiento de que un partido con estas señas de identidad no existe ahora mismo en el mercado político vasco. A jucio de los promotores, las diferentes ofertas de izquierda que pueblan el espectro político de Euskal Herria han aplazado las luchas sociales en favor de la emancipación nacional vasca.

CONTRA EL CAPITALISMO En el documento se expone una crítica radical al sistema capitalista, al que se atribuye la responsabilidad de los principales problemas de la sociedad contemporánea (pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad), así como su incapacidad para superar estos males ya estructurales.

La superación de este sistema será una de las características de la futura organización. De hecho, la creación de una nueva fuerza socialista en Euskal Herria responde a la "incapacidad del panorama político actual de la izquierda vasca de desarrollar una propuesta política que aglutine el conjunto de luchas contra la dominación y la explotación desde una perspectiva de superación del sistema en todas sus dimensiones".

El documento que servirá para encauzar el debate en esta fase inicial explícita las claves fundamentales de este nuevo sujeto político. La identidad del nuevo partido se edificará como "alternativa radical" al capitalismo, integrando "todas y cada una de las dimensiones del concepto de explotación y de dominación dentro de un único cuerpo teórico y programático". El partido tratará de incorporar a su lucha al "pequeño campesinado, a las mujeres feministas y al movimiento ecologista" y no sólo al obrero.

Organizativamente, el documento habla de un partido "feminista" por oposición al patriarcado imperante, y "ecologista" sobre una estructura interna que se pretende "radicalmente democrática", abriendo espacios de "articulación con los movimientos sociales".

Los promotores no rehuyen el debate territorial y establecen que Euskal Herria es "el sujeto político territorial soberano". Tal y como se lee en el documento, "el asunto de la definición del sujeto político territorial es un elemento clave a la hora de plantear una propuesta democrática a la sociedad".

En este sentido, la nueva organización asumiría el concepto de Euskal Herria "como sujeto político" soberano y con capacidad para decidir su futuro. Aún cuando existan posturas identitarias diferentes, se abogará por articularse "con todos los sujetos presentes en el territorio que compartan los conceptos de soberanismo y derecho a decidir".